Mujer de la sospecha

Canis Lastran: Ayudante migrante en Hércules

El Coyote transportapueblos. Fotos: enNingúnlugar.

Yezica Montero Juárez*

El canis lastran, mejor conocido como coyote, es una especie que se caracteriza por transitar en la obscuridad, ocultándose de su mayor depredador: el ser humano. Sin embargo, tiene una capacidad de adaptación única, ya que a pesar de los cambios territoriales, este increíble animal viajero, ha podido sobrevivir desde Centroamérica hasta el último rincón de Alaska.

Los seres humanos somos caminantes por naturaleza. Hoy en día uno de los problemas sociales que ha rebasado la lógica del capitalismo ha sido la migración. Las fronteras comerciales tienden a liberarse, pero no es lo mismo ante la migración humana.

Como mexicanos nos encontramos familiarizados con los ritos migratorios. Al ser vecinos de una potencia mundial, y como país en desarrollo, la tendencia es migrar ante la falta de oportunidades económicas. Nos dan espasmos ante las injusticias con las que se enfrentan nuestros paisanos en la Unión Americana. Y dónde queda el horror ante los asesinatos, desapariciones, violaciones, asaltos, explotación y humillaciones a las que se enfrentan mujeres, hombres, niñas y niños al sólo querer transitar por nuestro país.

Pareciera que el coyote y los caminantes de Centroamérica comparten un mismo temor: el ser humano.

No obstante, como en toda especie, el ser humano tiene variaciones. Tal es el caso del colectivo con sede en Querétaro “enNingúnlugar”, el cual se dio a la tarea de reunir a personajes que han generado empatía y acciones en pro de hacer menos violento el tránsito de las personas que buscan llegar al reino de los sueños rotos: EE. UU.

Hace un par de semanas se realizó el evento “.MOV”, donde se otorgaron conferencias abiertas sobre los movimientos migratorios. De la mano con el arte, múltiples colectivos artísticos sumaron fuerzas de interpretación estética y cultural sobre la migración. Uno de estos proyectos es el transportapueblos construido en Hércules, en el municipio de Querétaro.

Alfredo “Libre” Gutiérrez, arquitecto y artista plástico; ha impulsado la construcción de los transportabueblos con forma de coyote. La estructura metálica soporta tablas pintadas de color blanco, que dan forma a su cuerpo y cabeza; a su vez, estas contienen un gran mapa de México donde se señalan direcciones y teléfonos de refugios, asociaciones y voluntariados para ayuda de los migrantes. La cola del gran coyote tiene una peculiaridad funcional, puesto que está construida de forma escalonada, donde cada peldaño sirve para poner objetos de primera necesidad.

Y es aquí, como ciudadanía podemos participar; ya que el coyote de Hércules se montó de manera permanente para ser recinto de artículos como alimentos no perecederos, artículos de higiene personal (toallas femeninas, papel sanitario, jabón, pasta dental); prendas de vestir, tenis (en todas las tallas), mapas, medicamentos (pastillas anticonceptivas de emergencia, por el alto porcentaje de violaciones hacia niñas y mujeres).

El Coyote transportapueblos se encuentra localizado en la conocida Estación de Hércules, Biblioteca Pública Gildardo Rangel, a un costado de las vías del tren, medio de transporte utilizado por los caminantes.

Contactos:

www.facebook.com/enningunlugar

www.librehem.com.mx

 

*Antropóloga social.

Correo electrónico: monteroyezica@gmail.com

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *